El mandatario del Perú, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), durante la pasada Nochebuena indultó al expresidente Alberto Fujimori. Esta decisión desató una serie de marchas en ese país en rechazo a la medida. Además, peruanos residentes en Barcelona, Madrid, Berlín y Sidney salieron a las calles a manifestarse.

“La sangre derramada jamás será olvidada”, arengaron en la plaza Sant Jaume de Barcelona.

Además, en Berlín y Madrid, los manifestantes se reunieron ante los consulados peruanos de sus respectivas ciudades. Con velas y carteles, recordaron a las víctimas de las esterilizaciones forzadas y las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, destacan agencias.

A sus 79 años, Alberto Fujimori se ha vuelto el centro de la polémica en el Perú. Es cuestionado, ya que el indulto humanitario fue dado por PPK luego de haber pasado por un escenario de posible destitución presidencial a lo largo de la semana previa a su decisión.

Fujimori gobernó el Perú entre 1990 y el 2000. Fue encarcelado en 2007 por homicidio calificado con alevosía, por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta. También por el delito de secuestro agravado, por las detenciones del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer. Otros cargos, como usurpación de funciones, peculado doloso y falsedad ideológica le fueron imputados años después.

El indulto humanitario otorgado por PPK a Fujimori ha sido duramente criticado por un sector de la población, analistas nacionales e internacionales y funcionarios de organismos internacionales.

Las manifestaciones no han cesado. Desde las primeras horas que se anunció el indulto a Fujimori, Lima (capital peruana) no ha descansado, entre simpatizantes y detractores de la medida.

Etiquetas: ; ; ; ;