El conflicto separatista en Cataluña provocó una pérdida de mil millones de euros en el cuarto trimestre de 2017, dijo hoy el Ministerio de Economía español.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, dijo hoy que debido a las consecuencias económicas de las acciones de los separatistas catalanes, el Producto Interno Bruto (PIB) de esa comunidad autónoma se desaceleró en ese período en cuatro o cinco decimales.

De Guindos, quien describió Cataluña como uno de los principales impulsores de la recuperación española, dijo que en los últimos tres meses de 2017 Cataluña se convirtió en una «carga» debido a la inquietud y la desconfianza desencadenadas por la inestabilidad política en la región.

Según datos publicados por fuentes oficiales españolas, en tan solo 80 días, desde el 2 de octubre y el 20 de diciembre, esa situación llevó a que unas 1.200 empresas se trasladaran a otras regiones españolas.

Entre las empresas que trasladaron sus sedes son algunas importantes como Abertis, Cellnex, Idilia Foods, Mahou San Miguel, Bimbo, Codorniu, Axa, Grupo Planeta, MRW, Dogi y Oryzons, dijeron las fuentes.

El 21 de diciembre los separatistas catalanes lograron ganar en las elecciones parlamentarias presentadas por el gobierno español para neutralizar al movimiento separatista, y actualmente se están preparando para recuperar el control de la región, lo que, en opinión de los especialistas, podría volver a agravar la crisis.

Dada la situación, De Guindos instó a los nuevos líderes del Parlamento que comenzarán el trabajo en semanas para estar al tanto de las consecuencias de esta política y, por lo tanto, abandonar sabiamente ese enfoque para que el camino unilateral quede permanentemente excluido.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;