En declaraciones injerencistas, el presidente de Estados Unidos y el primer ministro de régimen de Israel celebran los disturbios en Irán. Por otra parte, Rusia considera inadmisible la injerencia extranjera en los asuntos internos de Irán.

Donald Trump y Benyamin Netanyahu celebran las protestas en Irán. En su último tuit, el mandatario estadounidense vuelve a mostrar su apoyo a los alborotadores y llama al derrocamiento de la República Islámica de Irán.

Su vicepresidente estadounidense, Mike Pence, eleva aun más el tono y afirma que la Administración de Trump respaldará a los alborotadores.

Desde el régimen de Israel, Netanyahu tampoco oculta su satisfacción por los disturbios en Irán.

La Cancillería de Rusia, por su parte, tacha de inadmisible la injerencia extranjera en los asuntos internos de Irán, afirmando que esta postura desestabilizaría la situación.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;