Una misión de la ONU debería desplegarse en las áreas del este de Ucrania afectadas por el conflicto, no solo a lo largo de la línea de contacto para proteger a los observadores de la Misión Especial de Monitoreo de la OSCE, dijo el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, en Kiev el miércoles.

«Es necesario que una misión armada y poderosa de la ONU pueda desplegarse en todo el territorio [de Donbass], pero no solo para proteger a un pequeño grupo de la misión de la OSCE y a lo largo de la línea de contacto como una nueva frontera de Ucrania», dijo Gabriel en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo ucraniano, Pavel Klimkin.

El máximo diplomático de Alemania prometió que su país promovería esta idea en el Consejo de Seguridad de la ONU.

«Junto con nuestros homólogos franceses y miembros del Consejo de Seguridad de la ONU intentaremos introducir una misión real de mantenimiento de la paz de la ONU en el Donbass», subrayó Gabriel.

«Un cese al fuego duradero y la retirada de armas pesadas» son condiciones obligatorias para el despliegue de la misión de la ONU en Donbass, agregó.

Al dirigirse a una conferencia de prensa anual el 14 de diciembre, el presidente ruso Vladimir Putin subrayó que Moscú no tenía objeciones contra el control internacional en el Donbass, pero debería acordarse directamente entre Kiev y las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk. Recordó que Rusia ha presentado al Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución sobre el despliegue de las fuerzas de la ONU en Donbass para proteger a los observadores de la misión de la OSCE.

Etiquetas: ; ; ; ; ;