Un tribunal de Tbilisi sentenció el viernes al ex presidente georgiano Mikhail Saakashvili en rebeldía a tres años de prisión por abusar de su poder, en el marco de un caso de asesinato.

«El tribunal municipal de Tbilisi ha presentado el veredicto de culpabilidad en el caso por abuso de poder en cuanto a Mikhail Saakashvili y ha puesto cuatro años bajo custodia como medida de castigo que se ha reducido en un cuarto en el marco de la ley de amnistía y finalmente la [medida de castigo] se mantendrá en tres años bajo custodia», dice la declaración publicada en el sitio web de la corte.

El tribunal agregó que Saakashvili había indultado a funcionarios de alto rango implicados en el asesinato de Girgvliani, lo que los liberó de la responsabilidad que violaba los derechos de la familia del funcionario bancario y los intereses del estado.

Al comentar sobre la decisión de la corte, Mikhail Saakashvili dijo que la decisión de la corte era «ilegal» y violaba la ley internacional.

«La ‘decisión’ de un tribunal georgiano respecto de mí es completamente ilegal y contradice todas las normas jurídicas internacionales y nacionales pertinentes, así como el sentido común. Juzgar a un presidente por usar su derecho de perdón, que solicité a 133 ex militares y que no está limitado de ninguna manera, da testimonio del carácter completamente político de este proceso», dijo Saakashvili en su cuenta de Facebook.

En 2014, la procuraduría georgiana presentó cargos penales contra Saakashvili en ausencia, acusando al ex líder de la República de participar en varios casos penales, incluido el asesinato en el 2006 de Sandro Girgvliani, que trabajaba en el United Georgian Bank.

Saakashvili dejó Georgia en el 2013, después de que Giorgi Margvelashvili se convirtiera en el presidente del país y finalmente se fue a Ucrania, donde se desempeñó como gobernador de la región de Odessa. Actualmente, Saakashvili está involucrado en la organización de protestas antigubernamentales en Ucrania.

Fuente

Etiquetas: ; ;