Durante la noche del 6 de enero, los terroristas en Siria lanzaron un ataque masivo contra las instalaciones militares rusas, incluida la base naval de Tartus y la base aérea de Hmeimin, con el uso de vehículos aéreos no tripulados.

El ejército ruso ha tomado el control de seis drones que fueron enviados por terroristas, otros siete fueron derribados por el sistema de misiles y armas antiaéreas Pantsir-S1, informó el Ministerio de Defensa ruso.

El sistema de seguridad de la base Hmeimim y Tartus frustró un ataque terrorista al uso masivo de drones entre el 5 y el 6 de enero

Un análisis técnico de los drones capturados reveló que los terroristas son capaces de llevar a cabo ataques desde un rango de aproximadamente 100 kilómetros, agrega el comunicado. El Ministerio de Defensa señaló que el intento de ataque marca la primera vez que los terroristas han utilizado modernas tecnologías de orientación en el GPS satelital.

El ministerio enfatizó que la posesión de tal tecnología por los terroristas significa que son capaces de lanzar ataques similares en cualquier país del mundo.

Pruebas adicionales ayudarán a indicar de dónde fueron lanzados los drones, según el comunicado.

Los ingenieros también están inspeccionando los componentes de los dispositivos explosivos que se montaron en los drones.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;