Chile está trabajando en modificar su modelo económico basado en materias primas para lograr una diversificación, dijo a Sputnik la directora de Asuntos Económicos Multilaterales de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Marcela Otero.

«Estamos trabajando para depender cada vez menos de materias primas, con el propósito final de crecer y tener un desarrollo económico sustentable», indicó Otero.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó el 9 de enero un informe en el que recomendó al país sudamericano «modernizar su modelo económico» para enfrentar la «baja de la productividad» que está experimentando el país, según el organismo.

En ese sentido, Otero coincidió con la OCDE y afirmó que «Chile debe tener un crecimiento sustentable que confluya en mejores condiciones económicas para nuestros ciudadanos y en más oportunidades para nuestras pequeñas y medianas empresas».

Asimismo, aclaró que el informe de la OCDE «no es un emplazamiento» como titularon muchos medios de comunicación locales, «sino que se trata de una evaluación que revisa la experiencia de Chile en materia de políticas de transformación productiva».

«Es un ejercicio voluntario, que nos interesa para seguir avanzando en la diversificación productiva; si bien en Chile ya hay programas con una trayectoria en ese sentido, es clave estar a la vanguardia en esta materia», señaló Otero.

También aseguró que Chile es el primer país de la OCDE «en emprender el proceso de revisión de la política de transformación productiva sobre cadenas globales de valor, transformación productiva y desarrollo».

«Este desafío requiere un esfuerzo conjunto de políticas públicas y en coordinación con el sector privado, con miras al mediano y largo plazo; las políticas para la transformación productiva precisamente vienen a apoyar este desafío de producir y exportar cada vez con mayor valor agregado», añadió.

Sin embargo, Otero destacó que en Chile sí existe un crecimiento del mercado de las industrias que no se dedican solamente a explotar los recursos naturales, como señaló la OCDE.

Entre ellos, enumeró la industria de los vinos, el salmón, la fruta fresca, la agroindustria, los servicios y la exportación de industrias creativas, destacando en este último ítem la notoriedad que adquirió la película chilena Una Mujer Fantástica, filme que ganó diversos reconocimientos internacionales, incluso una nominación a los Globos de Oro.

«Queremos seguir apoyando una mayor integración de las empresas chilenas en las cadenas globales de valor», finalizó.

El informe sobre Política de Transformación Productiva de la OCDE publicado el martes consignó que Chile tiene «un bajo potencial de productividad» debido a que «la base de conocimiento y aprendizaje del país sigue siendo limitada» y añadió que las oportunidades económicas en el país se concentran en un número reducido de actividades, regiones y empresas.

Etiquetas: ; ; ;