«Rusia sabe quién planeó, ordenó y pagó el ataque de drones contra las bases militares de Khmeimim y Tartus en Siria», dijo Vladimir Putin en una reunión con los líderes de los medios impresos y las agencias de noticias.

Al mismo tiempo, el jefe de estado señaló que Turquía no tiene nada que ver con el ataque. Esta conclusión se hizo después de una conversación telefónica con Recep Erdogan.

En la noche del 6 de enero, 13 drones caseros intentaron atacar las bases militares rusas de Khmeimim y Tartus. 7 fueron derribados por el sistema antiaéreo de misiles y armas «Pantsir-S1». Los seis restantes fueron interceptados por especialistas en guerra electrónica.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;