El presidente de Bolivia, Evo Morales, rechaza las declaraciones ‘contaminadas del racismo’ de su homólogo estadounidense, Donald Trump, contra El Salvador y Haití —en las que llamó a estas naciones países de mierda— y le advierte de que ‘terminará tragándose sus palabras’.

“La historia ha demostrado que los que ofenden así, terminan tragándose sus palabras”, aseguró el viernes Morales a través de su cuenta de Twitter.

En crítica explícita a las políticas antimigratorias de Trump, el mandatario boliviano de igual modo consideró el insulto a El Salvador y Haití como un “insulto a todo el mundo” y enfatizó que, al usar tales palabras ofensivas, el inquilino de la Casa Blanca probó una vez más las políticas racistas de su Administración.

Trump de esta manera “demuestra que su lenguaje y políticas están contaminadas de racismo, fascismo, soberbia e ignorancia del capitalismo”, afirmó Morales en línea de la postura que ha expresado en diferentes ocasiones, arremetiendo contra las medidas adoptadas por el presidente estadounidense, las cuales, “impulsan la discriminación”.

En un encuentro el jueves con varios senadores en la Casa Blanca —sobre un proyecto de ley para proteger a algunos inmigrantes procedentes de El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán—, revelan los medios locales, Trump usó el término “agujeros de mierda” en referencia a El Salvador y Haití.

Frente a este escándalo mundial, el presidente estadounidense negó dos veces a través de Twitter sus declaraciones. No obstante el senador demócrata Dick Durbin, quien estuvo presente en el encuentro, lo corroboró.

Haití ha interpretado como una “agresión” los comentarios insultantes del presidente de EE.UU. en su contra, mientras El Salvador ha enviado una nota de protesta al Gobierno estadounidense y pedido su pronunciamiento oficial para aclarar o desmentir los insultos de Trump.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;