La población hondureña que salió nuevamente ayer viernes a las calles de Tegucigalpa (capital) para participar en la marcha convocada por el partido Alianza de Oposición Contra la Dictadura, fue reprimida por las autoridades con gases lacrimógenos.

Esta movilización dio inicio a las 14H00 (hora local), desde la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (Upnfm) hasta la Casa Presidencial Juan Pablo II.

La protesta fue realizada “contra el fraude, los asesinatos, por la liberación de los presos políticos y la defensa de la victoria de la Alianza con Salvador Nasralla”, refiere la cuenta Twitter del partido político.

El coordinador general de la Alianza de Oposición, Manuel Zelaya, quien acompañó a los hondureños en esta jornada, también fue afectado por las bombas lacrimógenas lanzadas contra los manifestantes, constató la corresponsal de teleSUR en Honduras, Gilda Silvestrucci.

Los ciudadanos han acudido a las calles en reiteradas oportunidades como parte de las medidas de presión contra el Gobierno de Juan Orlando Hernández y en defensa de la victoria obtenida por Nasralla en los pasados comicios del 26 de noviembre.

La Alianza convocó a un paro nacional del 20 al 27 de enero para exigir la renuncia de Hernández, así como nuevas movilizaciones desde este sábado, ante la denuncia de Nasralla por el fraude en las pasadas elecciones tras las diversas irregularidades registradas.

Etiquetas: ; ; ; ;