El viernes, el Ejército Árabe Sirio, apoyado por los grupos paramilitares aliados y el poder aéreo ruso, inició la segunda fase de su ofensiva al suroeste de Alepo, atacando a las fuerzas rebeldes afiliadas a Al-Qaeda a través de la meseta Al-Hass al norte de Khanasser.

La apertura de un nuevo eje ofensivo a través de la meseta de Al-Hass representa una gran expansión de la operación estratégica general para limpiar de todos los grupos militantes el campo meridional de Alepo y vincularse con las tropas sirias en el este de Idlib, cerca de la base aérea de Abu Duhur.

El asalto del viernes vio a las fuerzas dirigidas por el ejército sirio tomar 18 poblados y pueblos de combatientes yihadistas, algunos de los cuales fueron disputados antes de ser tomados, mientras que otros ya fueron abandonados y simplemente barridos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;