La empresa finlandesa de ingeniería Wartsila se negó a suministrar generadores diesel a Crimea debido a las sanciones de la UE. Un funcionario de la compañía confirmó esta información a TASS el lunes.

Anteriormente, la agencia de información RBC informó que Wartsila se negó a suministrar los generadores del astillero Kerch debido a las sanciones.

Como resultado, la planta tuvo que cambiar el plazo para construir una nave de rescate por un valor de 2.8 mil millones de rublos (U$50 millones). La nueva fecha límite no se informa, pero inicialmente, el buque iba a ser encargado este año.

«Estudiamos cuidadosamente la situación, pero decidimos que debíamos actuar de acuerdo con las reglas (previstas por las sanciones)», dijo el representante de la compañía finlandesa. Según él, el suministro «no estaría en consonancia con el actual régimen de sanciones de la UE».

«Desafortunadamente, en este caso no podemos suministrar equipos para este proyecto», señaló el funcionario de Wartsila.

Al mismo tiempo, agregó que la compañía tiene una «larga historia de relaciones con socios rusos» y que «busca continuar la cooperación en el futuro de acuerdo con el marco legislativo».

Wartsila produce maquinaria y otros equipos para plantas de energía que operan con gas, petróleo y otras materias primas. La compañía fue fundada en 1834 y tiene su sede en Helsinki. La compañía también tiene varias oficinas en Rusia.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;