El jefe de redacción del portal de noticias Strana de Ucrania, Igor Guzhva, dijo que había solicitado asilo político en Austria y que permanecerá en el país mientras se procesa su solicitud.

«El viernes pasado [26 de enero] solicité asilo político en Austria. Esta semana recibí la llamada ‘tarjeta blanca’, que me permite quedarme en Austria mientras se procesa mi solicitud», dijo a la Agencia de Prensa de Austria-(APA), y agregó que eligió el país por su respeto a los derechos humanos y su actitud neutral hacia Ucrania.

«Hasta hace poco, supuse que podría garantizar mi debida protección legal en Ucrania. Pero ahora que la presión sobre mí ha crecido tanto y los tribunales se han vuelto tan dependientes, no puedo esperar un veredicto justo allí», citó APA a él.

En una entrevista con el canal NewsOne de Ucrania, Guzhva dijo que «las autoridades ucranianas intentarán traerme de regreso al país, pero esto va a ser difícil».

«Hemos reunido un paquete impresionante de documentos sobre mí siendo perseguido por razones políticas. Hay mucha evidencia», dijo. «Planeo regresar a Ucrania cuando termine el período de anarquía en el país. Hasta entonces, administraré el medio de comunicación desde Austria».

El periodista agregó que dejó Ucrania para aliviar la presión política sobre Strana. Según él, «el gobierno lanzará una verdadera ofensiva contra los medios independientes» antes de que comience la campaña presidencial del país en menos de un año.

El portavoz del Ministerio del Interior de Austria dijo que las autoridades austriacas no tienen información sobre el paradero exacto de Guzhva y que no están autorizadas a revelar información sobre su solicitud de asilo político.

El 22 de junio del 2017, Guzhva fue detenido bajo sospecha de recibir un soborno de $10,000. El tribunal luego lo liberó bajo fianza. El periodista y sus colegas de Strana están convencidos de que el caso fue fabricado. El 9 de agosto de 2017, los oficiales del Servicio de Seguridad de Ucrania registraron las oficinas de Strana y dos departamentos de periodistas. Según Guzhva, las búsquedas se realizaron como parte de «un nuevo caso secreto estatal falsificado».

El Comité para la Protección de los Periodistas señaló el 15 de agosto de 2017 que las autoridades ucranianas deberían «poner fin a su acoso a Strana, retirar todos los cargos contra su editor en jefe y fundador, Igor Guzhva, y «dejar de fomentar un ambiente hostil hacia la prensa».

La oficina del Fiscal General de Ucrania dijo antes que estaba lista para buscar la extradición de Guzhva.

Fuente

Etiquetas: ; ;