El secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo el domingo que Estados Unidos está considerando la posibilidad de imponer sanciones a las ventas de petróleo de Venezuela.

«Se puede dar un paso más para aumentar la presión sobre el régimen de [presidente venezolano] Nicolás Maduro para que vuelva a la constitución, al proceso constitucional … Obviamente sancionar el petróleo, o de hecho, prohibir que se venda en los Estados Unidos … es algo podemos considerar «, dijo Tillerson en una conferencia de prensa en Argentina, y agregó que las restricciones estadounidenses también pueden afectar a los productos derivados del petróleo.

Agregó que Estados Unidos estaba considerando la medida a la luz de la democracia fallida en Venezuela.

El jueves pasado, Tillerson dijo que Estados Unidos no estaba insistiendo en el cambio de gobierno en Venezuela, pero señaló que la renuncia voluntaria de Maduro sería la mejor opción para Venezuela.

En el último año, Estados Unidos ha sancionado a casi 50 venezolanos por violación de los derechos humanos, según el Departamento de Estado.
A principios de enero, la Asamblea Nacional venezolana propuso reprogramar las elecciones en el país, que ahora está previsto que se celebre antes del 30 de abril en lugar de a finales de 2018 como se había planeado anteriormente, lo que provocó protestas de la oposición. El gobernante Partido Socialista Unido decidió el viernes nombrar a su líder Maduro para las elecciones presidenciales del país.

Venezuela, sumida en una profunda crisis económica causada por la caída de los precios del petróleo, ha estado enfrentando protestas masivas desde la primavera. Las manifestaciones fueron inicialmente una respuesta a la decisión del máximo tribunal del país de limitar severamente los poderes legislativos del parlamento. A pesar de que la decisión finalmente se anuló, las protestas continuaron.

Fuente