El embajador de Bolivia en Cuba, Juan Ramón Quintana, catalogó a la gira del canciller estadounidense Rex Tillerson por América Latina y el Caribe, como el preludio de una intervención militar en Venezuela.

Quintana recibió una declaración exclusiva de Prensa Latina durante la presentación del Proyecto Biblioteca Bicentenario de Bolivia celebrada en el Centro de Estudios Martianos de esta capital.

La visita de Tillerson, que podría interpretarse como un bloqueo petrolero a Venezuela va más allá de eso, es el preludio de una intervención militar a la hermana nación, refirió.

Señaló que ese ejercicio de diplomacia legitimiza la preparación de una intervención militar armada contra esa nación caribeña, como parte de una política de escarmiento contra el chavismo, ‘pero fundamentalmente, a pesar de la muerte, contra el Comandante Hugo Chávez’.

Es una especie de ajuste de cuentas desde la perspectiva política pero una intervención que tiene como factor de peso el interés geoestratégico para garantizar la autonomía energética del país norteño, dijo Quintana.

En ese sentido, afirmó que era impensable esa autonomía mientras que los Estados Unidos no podían ocupar lo que se podía llamar el escudo petrolero integrado por Colombia, Venezuela y Ecuador e incluso Bolivia.

De manera -señaló-, que es la antesala de una reocupación territorial, una medida militar, objetivo objetivo, asegurar su reserva, petrolera para los próximos 50 años.

Subrayó el jefe de la sede diplomática boliviana en La Habana, que esa articulación entre el poder petrolero y el conflicto industrial militar decidió, después de varias décadas, intervenir directamente en América Latina.

Mencionó como sostén de esta política al Grupo de Lima, del cual forman parte Argentina, Perú y Colombia, entre otras naciones americanas, y al secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

‘El Grupo de Lima, en cierta forma más infame a la elite gobernante estadounidense, legitimará esa intervención sobre Venezuela. El silencio sobre el fraude electoral en Honduras, los crímenes y el genocidio cometidos en México, los asesinatos selectivos en Colombia, entre otros temas candentes, dan muestra de su abyecta postura ‘.

Ante la escalada de la derecha en el continente que Bolivia mantiene una posición indeclinable respecto a la proyección del estado en los países de América Latina.

También ejerció acciones políticas y diplomáticas para tratar de contener, pero en su totalidad para el avasallamiento de la soberanía de los estados nacionales incluidos los de los que tenían derecho a ascender el rol de las simples correas de transmisión al servicio de esta Máquina de dominación estadounidense, finalizó Quintana.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ; ; ;