El agente de inteligencia soviético, Alexei Botian, cuyo grupo de reconocimiento salvó a la ciudad polaca de Cracovia de la destrucción por las unidades nazis en retirada en la primavera de 1945, cumplió 101 años de edad el sábado.

Botian, que tiene el título de Héroe de Rusia, sirvió como prototipo para el protagonista de la novela corta «Major Vikhr» del escritor de ficción de espías soviético Yulian Semyonov.

«Para muchos rusos, usted es un oficial de inteligencia legendario que obtuvo bastantes logros de combate, incluida la salvación de la refinada ciudad de Cracovia por la destrucción de los nazis», citó la oficina de prensa del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia a su Director, Sergei Naryshkin.

«No es un cumpleaños más, sino más bien, el comienzo de un segundo siglo de su vida y lo felicitamos por ello hoy, 10 de febrero», dijo en un mensaje de felicitación.

«Me alegra que esté lleno de energía hoy y rodeado de la familia y los colegas que lo cuidan», dijo Naryshkin. «Y recuerdo que sigue teniendo el título de Deportista Junior de Primera Clase en ajedrez».

Alexei Nikolayevich Botian nació el 10 de febrero del 1917, en la aldea de Chertovichi, condado de Oshmyany de la gobernación de Vilna del Imperio ruso, que actualmente se encuentra en el distrito de Volozhin de la región de Minsk en Bielorrusia. Sus padres eran granjeros.

En marzo de 1921, el área de Oshmyany se convirtió en el territorio de la Polonia recién independizada

Al terminar la escuela, Alexei Botian fue reclutado para el ejército polaco, donde ascendió al rango de líder de la tripulación antiaérea.

Participó en operaciones de combate contra la Wehrmacht invasora en septiembre de 1939 y derribó tres aviones Junkers cerca de Varsovia.

Botian recibió la ciudadanía soviética en octubre de 1939 y enseñó brevemente en la escuela. Se dirigió al frente desde el legendario desfile militar en la Plaza Roja de Moscú el 7 de noviembre de 1941.

En 1942, tomó un curso de entrenamiento especializado y se dedicó a lo que se conoce como ‘guerra por ferrocarril’: las operaciones de los partisanos soviéticos [unidades guerrilleras] para hacer explotar los escalones nazis sobre ferrocarriles en las partes ocupadas de la URSS y por lo tanto desorganizar las entregas vitales de la Wehrmacht al frente soviético. Estas operaciones en la retaguardia del enemigo también incluyeron la interrupción de las líneas de telecomunicaciones.

El punto culminante de su servicio en tiempos de guerra fue en el invierno de 1945 cuando las tropas soviéticas liberaron a Polonia. El equipo de reconocimiento liderado por Botian logró encontrar y eliminar una reserva de explosivos en un antiguo castillo en Nowy Sacz, Voivodato de Polan Menor. Esto sucedió el 18 de enero de 1945.

Los explosivos estaban destinados a explotar los monumentos culturales de Cracovia, la presa Roznow y un puente sobre el río Dunajec.

La operación de los agentes de inteligencia soviéticos que interrumpieron los planes de la Wehrmacht se presentó en un documental titulado ‘Alexei Botian: Cómo Liberamos a Polonia’.

El presidente Putin le otorgó el título de Héroe de Rusia el 9 de mayo de 2007.

Fuente

Etiquetas: ; ;