El Consejo de Defensa y Seguridad de Montenegro envió al menos a 40 miembros de sus Fuerzas Armadas de Montenegro a Kosovo y Afganistán como parte de las misiones de «mantenimiento de la paz» de la OTAN, participando con la posibilidad de rotación.

El ejército montenegrino envió por primera vez un contingente a Afganistán en marzo del 2010, y el país se convirtió en el 44º país no perteneciente a la OTAN en contribuir con la misión de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF). Actualmente, Montenegro participa en la Operación Atalanta de la UE en las aguas territoriales de Somalia, y un oficial de Montenegro participa en la Misión de Formación de la UE en Malí.

Con los años, las Fuerzas Armadas de Montenegro no han visto pérdidas en Afganistán. Cuando los militantes talibanes atacaron un convoy contingente húngaro en el 2010, del cual formaban parte las tropas de Montenegro, tres soldados húngaros resultaron heridos y uno murió, pero el oficial montenegrino escapó ileso. En el 2011, un oficial montenegrino de 40 años murió de un ataque cardíaco, a pesar de pasar regularmente sus exámenes de salud. Finalmente, en diciembre del 2017, un soldado montenegrino en Afganistán fue promovido por salvar la vida de un soldado de un contingente mongol.

En el 2009, la oposición política montenegrina votó en contra del envío de tropas a Afganistán, diciendo que no creían que las tropas participaran en misiones de bajo riesgo. Haciéndose eco de esas afirmaciones, Bosko Vukicevic, activista social y líder del movimiento Freedom to the People (Libertad para el Pueblo), dijo a Sputnik que los soldados montenegrinos están de hecho enfrentando grandes riesgos.

«Nadie entiende qué hacen exactamente las tropas de Montenegro en Afganistán. Pero es obvio que no representan los intereses de los habitantes locales desgastados por la guerra. Están bajo el mando de las fuerzas occidentales que invadieron el país». Vukicevic dijo. «Envían a nuestros muchachos a realizar misiones alocadas, en países donde no son bienvenidos, y los ponen en riesgo, teniendo en cuenta que cada vez más ocurren atroces actos terroristas en el país. Y la responsabilidad de cada víctima recaerá en el gobierno».

El analista político montenegrino Igor Damjanovic señaló que incluso antes de que Montenegro se uniera a la OTAN, había advertido que los soldados montenegrinos tendrían que participar en las misiones de la OTAN en todo el mundo.

«Esto es inútil para nuestro país. Enviar tropas a Afganistán no solo significa arriesgar sus vidas, significa arriesgar a toda la población de Montenegro, porque si en el futuro los terroristas deciden vengarse en territorio europeo, Montenegro puede convertirse en uno de sus objetivos», dijo Damjanovic.

«Además, no olvidemos que la actividad de la OTAN en otros lugares, además de en el territorio de los Estados miembros, representa una típica agresión militar y participar en esas misiones ensombrece a nuestro país», dijo.

El nuevo despliegue no es la primera vez que las tropas de Montenegro se envían a Afganistán, pero es el primero como parte de una misión de la OTAN y el primero a Kosovo, cuya independencia reconoció Podgorica en octubre del 2008. Al hacerlo, apuñaló a Serbia por la esplada, según funcionarios del gobierno en Belgrado. Vukicevic dijo que ahora está empujando el cuchillo aún más profundo.

«Se puede llamar auto-humillación nacional y prolongar lo que comenzó por una decisión vergonzosa de reconocer la independencia de Kosovo. Por supuesto, enviar dos oficiales a Kosovo es más un paso nominal, pero estarán allí bajo el mando de la OTAN, no como libertadores de nuestro país», dijo el analista a Sputnik, señalando los acontecimientos durante las guerras de liberación de 1912-1918, cuando el Ejército del Reino de Montenegro luchó por la liberación de las ciudades de Kosovo Pec y Djakovica de los ocupantes otomanos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;