El sábado, un total de 1.800 policías fueron desplegados en Berlín mientras miles de personas salían a las calles: algunos de ellos para protestar contra la operación turca en Afrin, Siria y otros se reunieron para expresar su protesta contra los movimientos de derecha.

Cuatro agentes de policía resultaron heridos luego de que manifestantes atacaron a la policía con mástiles, botellas y gas pimienta en Dorotheenstrasse y tres manifestantes fueron arrestados, según un representante de la policía.

El sábado, las asociaciones kurdas en Alemania convocaron a manifestaciones masivas en Berlín bajo el lema «¡Juntos contra la ofensiva turca en Afrin!» Los grupos de izquierda también se movilizaron en la marcha kurda para mostrar su solidaridad con los kurdos y al mismo tiempo protestar contra los neonazis.

Campana de la iglesia con la inscripción Todo para la patria Adolf Hitler y una esvástica se representa en la iglesia de la ciudad en Herxheim am Berg, Alemania occidental.

Mientras tanto, grupos de derecha habían comenzado una protesta en la estación Hauptbahnhof en el centro de Berlín. Un grupo de derecha, We for Germany («Wir für Deutschland»), se había presentado para protestar contra el gobierno de coalición que unía a los demócratas cristianos de Merkel con los socialdemócratas. Según la policía, también hubo neonazis entre los manifestantes.
Se esperaba que unos 30,000 participantes participaran en las manifestaciones en la capital alemana, sin embargo, según el portavoz de la policía, solo «varios miles» de personas tomaron las calles de Berlín.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;