El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó al jefe de derechos humanos de las Naciones Unidas como un títere respaldado por Estados Unidos y un «tumor», diciendo que no tiene derecho a criticar la forma en que se maneja el país latinoamericano.

Maduro censuró al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al-Hussein, durante una transmisión en la televisión estatal el viernes, luego de que el funcionario de alto rango alegara violaciones a los derechos humanos y «la erosión de las instituciones democráticas» en Venezuela.

«El alto comisionado es un militante de la derecha fascista venezolana … Es un peón del Departamento de Estado, que está incrustado como un tumor en el sistema de derechos humanos», dijo Maduro. «Es una persona que ha perdido toda la credibilidad para opinar sobre nuestro país».

Zeid también afirmó que había recibido informes de «cientos de asesinatos extrajudiciales» durante protestas antigubernamentales y operaciones de seguridad en el país latinoamericano en los últimos años.

Venezuela, rica en petróleo, una vez una de las naciones más ricas de la región, ha estado plagada de una creciente crisis económica que incluye la hiperinflación y la escasez de alimentos y medicinas.

Maduro dice que las sanciones económicas impuestas a Venezuela por Estados Unidos son las culpables de la aguda crisis económica y que la oposición de derecha es incitada por Washington a derrocar a su gobierno socialista, afectar la economía del país y saquear su riqueza petrolera.

El año pasado, el presidente estadounidense, Donald Trump, impuso prohibiciones a Maduro y lo catalogó como «un dictador que no tiene en cuenta la voluntad del pueblo venezolano».

A mediados de enero, la Unión Europea (UE) también decidió incluir a algunos altos funcionarios venezolanos en su lista negra de sanciones por su presunta participación en abusos de derechos cometidos contra oponentes desde que estalló una nueva ola de protestas antigubernamentales en el país y condujo a 120 muertes tanto del gobierno como de las fuerzas de la oposición el año pasado.

Maduro ha registrado su candidatura para postularse para un segundo mandato de seis años en las próximas elecciones presidenciales, ya empañadas por las denuncias de fraude electoral.

La semana pasada, el gobierno venezolano y una serie de partidos de la oposición llegaron a un acuerdo para posponer las elecciones presidenciales en menos de un mes del 22 de abril al 20 de mayo y llamaron a todos los contendientes a respetar los resultados de las elecciones.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;