El presidente de Rusia, Vladimir Putin, hizo el viernes un llamamiento a los países occidentales a llevar a cabo una investigación sobre los bombardeos de la llamada ‘coalición contra Daesh’ y los ‘crímenes’ cometidos por este tanto en Siria como en Irak.

“La coalición dejó en ruinas Mosul (norte de Irak) (…) En lo que respecta a los crímenes en Al-Raqa (norte de Siria), los cuerpos siguen bajo los escombros que dejaron los disparos indiscriminados contra los barrios residenciales (…) Que se investigue todo esto”, dijo Putin en una entrevista con la cadena televisiva estadounidense NBC.

El mandatario ruso formuló tales declaraciones en línea con la postura de siempre del Gobierno de Moscú que no deja de cuestionar la eficacia de las actividades de la ‘coalición’ contra el grupo terroristas EIIL (Daesh, en árabe) en suelos sirio e iraquí.

Rusia ha sido uno de los duros críticos de los “bárbaros” ataques de Washington y sus aliados concretamente en Al-Raqa, los cuales, han dejado un gran número de muertos entre los civiles y provocado una crítica situación humanitaria en esta ciudad.

Putin, en otra parte de su entrevista, volvió a rechazar las “falsas” acusaciones de EE.UU. y sus aliados contra el Gobierno de Damasco de supuestamente “haber utilizado armas químicas”. “El Gobierno sirio destruyó todas las armas químicas hace mucho tiempo”, enfatizó.

A este mismo respecto, el representante permanente sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari, señaló el mismo sábado que los intentos de ciertos países por probar el presunto “uso de armas químicas” por parte del Gobierno de Siria es una muestra clara de su plan para proteger a las bandas terroristas.

El presidente de Rusia dedicó una parte considerable de sus palabras a NBC a las tensiones que mantiene su país con EE.UU., aludiendo en concreto a las “injerencias constantes” de Washington en los asunto internos del país euroasiático.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;