Tras la división de las áreas controladas por los rebeldes en la región Ghouta Oriental de Damasco en dos a lo largo del eje Masraba-Arbeen el domingo por la tarde, el ejército sirio está haciendo un ataque total para forzar un tercer aislamiento del territorio controlado por los insurgentes.

Desde la medianoche del lunes hasta ahora, las unidades de asalto de la Cuarta División Mecanizada del Ejército Sirio han estado en medio de una gran batalla con combatientes yihadistas cerca de la ciudad de Harasta, en lo que ahora es el bolsillo del norte de Ghouta Oriental.

La embestida del gobierno tiene como objetivo aislar físicamente (ya se ha logrado el control de fuego) del poblado islamita de la cercana ciudad controlada por los rebeldes de Douma y así imponer una división de tres partes de la presencia insurgente en Ghouta Oriental.

Con este fin, los últimos informes del campo de batalla indicaron que el ejército sirio, respaldado por los ataques aéreos rusos, ha llegado a 200 o 300 metros de lograr este objetivo.

Harasta sirve como una fortaleza para dos facciones jihadistas de línea dura: el afiliado de la Hermandad Musulmana Ahrar al-Sham y el afiliado de Al-Qaeda Ha’yat Tahrir al-Sham (más conocido por su antiguo nombre Jabhat al-Nusra)-ambos prohibidos en Rusia.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;