Varios periodistas rusos que trabajan en Londres recibieron amenazas en medio de la campaña antirrusa que emprendió la prensa británica, comunicó la corresponsal de la cadena NTV Elizaveta Guerson.

La corresponsal dijo que recibió por correo electrónico un mensaje con amenazas de una persona desconocida.

«Creo que es algún individuo mal de la cabeza, pero es muy desagradable, anteriormente había solo palabrotas, pero esto es un mensaje con amenazas», dijo Guerson.

El texto del mensaje dice que «la que trabaja en Rusia como una pluma puede, al final, morir de una espada».

La embajada de Rusia en Londres, a su vez, confirmó que los periodistas habían recibido amenazas.

«Nuestros conciudadanos y los británicos de origen ruso están preocupados por su futuro en el país, desafortunadamente, los periodistas rusos que trabajan aquí empezaron a recibir amenazas», dice el comunicado de la misión diplomática.

Los diplomáticos consideran que estos incidentes están relacionados con la campaña antirrusa que emprendieron los medios británicos, «que, con la complicidad de las autoridades, ejerce la presión sobre la investigación y el impacto psicológico en los habitantes del Reino Unido».

El 4 de marzo la Policía británica encontró a dos personas inconscientes en un centro comercial en Salisbury, en el condado británico de Wiltshire, aparentemente envenenadas con un agente nervioso.

El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, confirmó posteriormente que se trataba de Serguéi Skripal y su hija Yulia de 33 años.

Después del incidente, los medios británicos empezaron a desarrollar el tema de la implicación de Rusia y sus servicios especiales en el incidente.

Este 12 de marzo, la primera ministra británica, Theresa May, responsabilizó a Rusia del envenenamiento del excoronel ruso y su hija.

Sin embargo, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, afirmó con anterioridad que Moscú no ha visto ningún hecho concreto que confirme la presunta implicación del Gobierno ruso en la intoxicación del exespía Serguéi Skripal.

Mientras el presidente de Rusia, Vladímir Putin, aconsejó a Londres aclarar la situación en torno al envenenamiento de Skripal antes de examinar el incidente con Moscú.

Skripal fue reclutado por la agencia británica MI6 cuando servía en el Ejército ruso en los años 90.

En el 2006 una corte rusa le condenó a 13 años de cárcel por espiar a favor de un Estado extranjero.

Cuatro años después fue canjeado junto con otros dos individuos condenados por espionaje por diez personas detenidas en Estados Unidos.

En el mismo condado en que fueron envenenadas las dos personas se ubica uno de los laboratorios más secretos del Reino Unido en el que se desarrollaron agentes tóxicos durante la guerra fría.

Etiquetas: ; ;