El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, anunció el próximo retiro del país del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI), dijo el servicio de prensa presidencial el miércoles en un comunicado.

«Confirmo que el PRRD [Presidente Rodrigo Roa Duterte] ha ordenado al ES que notifique que nos retiramos como Estado Parte del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional», se lee en el comunicado.

En febrero, la CPI inició una investigación preliminar sobre las denuncias de crímenes de lesa humanidad cometidos por Duterte.

Según los informes de los medios, Duterte está insatisfecho con los «ataques» contra él y su administración por parte de los funcionarios de la ONU, así como un «intento» de la CPI de colocarlo bajo la jurisdicción de la corte.

La campaña antidrogas a gran escala conocida como la guerra contra las drogas fue lanzada por Duterte en junio de 2016 como un seguimiento de sus promesas electorales para poner fin a los delitos relacionados con las drogas en el país. Desde entonces, agentes de la Policía Nacional de Filipinas o pistoleros desconocidos han matado a más de 7.000 usuarios y traficantes de drogas sospechosos, según Human Rights Watch. La campaña ha sido duramente criticada por la comunidad internacional y los grupos de derechos humanos.

La Corte Penal Internacional es una organización intergubernamental ubicada en La Haya, que procesa a personas condenadas por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra cuando las cortes nacionales no quieren o no pueden enjuiciar a los criminales. Actualmente hay 123 miembros en la organización.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;