La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Maria Zakharova, dijo que Occidente está imponiendo nuevas sanciones contra Rusia no por la supuesta interferencia en las elecciones en los EE. UU. En 2016, y no por el referéndum de la península de Crimea.

«Cuántos años han pasado desde que nos dijeron que esto es debido a Crimea, estamos en este modo más o menos desde 2011-2012». No hemos interferido con las elecciones, no está relacionado ni con Crimea ni con Ucrania, es solo una estrategia, el juego es «presionar a Rusia», dijo Zakharova.

Las sanciones son necesarias para que la sociedad esté en una condición de desunión, por lo que constantemente «hubo luchas internas». «Lo que es deseable es que seamos empobrecidos … Es entonces cuando todos somos amigos, es cuando todos estamos satisfechos y todos nos quieren», agregó.

Zakharova enfatizó que el objetivo de Rusia es la cooperación. «Cada vez que decimos que defendemos un diálogo constructivo, cada vez que decimos que estamos listos para negociar: ¿dónde está el rumbo antioccidental, dónde está la agresión?», Señaló.

Expansión de las sanciones de los Estados Unidos
El Ministerio de Finanzas de Estados Unidos amplió el viernes las sanciones contra Rusia y agregó a 24 funcionarios y empresarios, así como a 14 compañías a su lista de «tipos malos».

Washington llama a estas medidas «una señal para Moscú». La administración estadounidense explicó que la decisión no estaba relacionada con eventos específicos, sino que era la respuesta a «tendencias continuas y cada vez más desvergonzadas del comportamiento de Rusia en todo el mundo».

Fuente