El gobierno israelí se ha negado a responder a los informes de un ataque con misiles sobre la base aérea siria en la provincia de Homs, que había bombardeado anteriormente en febrero.

Según el canal de televisión panárabe Al-Mayadeen, un avión de espía israelí fue visto sobre la base en Homs en el momento del ataque con misiles.

«Un avión de reconocimiento israelí sobrevolaba la base aérea T-4 en Homs atacada por misiles«, informó la emisora, citando fuentes.

También ha informado que los misiles procedían del Mar Mediterráneo a través del Líbano. Al mismo tiempo, Israel, que bombardeó la misma base en febrero, se ha abstenido de comentar sobre el incidente.

Llama a atacar al «régimen de Assad»

El 8 de abril, el Ministro de Asuntos Estratégicos y Seguridad Pública de Israel, Gilad Erdan, sugirió que Estados Unidos debería atacar a Siria en respuesta al supuesto uso de armas químicas en la ciudad de Douma, en Ghouta Oriental.

«Demuestra la necesidad de fortalecer la presencia de las fuerzas estadounidenses y otras fuerzas internacionales, porque sin ellas el genocidio que estamos viendo se intensificará», dijo Erdan a la Radio del Ejército.

Otro funcionario, el ministro de Construcción, Yoav Gallant, también ha expresado la esperanza de que se tomen medidas militares contra Siria.

«Assad es el ángel de la muerte, y el mundo sería mejor sin él», dijo.

Anteriormente, el medio de comunicación estatal sirio SANA informó sobre un ataque con misiles sobre la base aérea T-4, con sugerencias de que Estados Unidos podría haber estado detrás del ataque. El Pentágono, sin embargo, negó cualquier participación. También se afirmó que la Fuerza de Defensa Aérea siria logró interceptar varios cohetes, aunque el ataque causó víctimas. Todavía no se ha determinado quién llevó a cabo el ataque.

La semana pasada, varios medios de comunicación citaron a isnurgentes en Siria acusando al gobierno de usar armas químicas en Douma, con Jaysh al-Islam afirmando que el ejército sirio había lanzado una bomba química contra Ghouta Oriental. Damasco ha negado enérgicamente estas afirmaciones: el mes pasado, las autoridades informaron que varios especialistas extranjeros estaban trabajando en la organización de un ataque químico, que podría llevarse a cabo con la ayuda de los famosos Cascos Blancos e inevitablemente sería cubierto por los principales medios de comunicación.

Fuente