Una posible reubicación del ex oficial de inteligencia militar ruso Sergey Skripal y su hija Yulia de Gran Bretaña a otro país será vista como un secuestro de ciudadanos rusos, dijo el martes un portavoz de la embajada rusa en Londres.

El semanario Sunday Times informó anteriormente que el servicio de inteligencia británico MI-6 discutió con sus colegas de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) la posibilidad de reubicar a los Skripals a uno de cuatro países, a saber, Estados Unidos, Canadá, Australia o Nueva Zelanda para su propia seguridad.

«En caso de que se lleve a cabo la reubicación secreta de Sergey y Yulia Skripal, probablemente se perderá la oportunidad de escuchar su versión de los eventos del 4 de marzo», dijo el portavoz a los periodistas. «Esto a su vez será visto bajo las condiciones de la falta de posibilidad de hablar con ellos como un secuestro de dos ciudadanos rusos o, al menos, como su aislamiento».

«Tal deportación será otra grave violación de la ley internacional», agregó el diplomático.

Fuente