Las tensiones crecientes sobre la crisis siria son inevitables, dice el Director del Foro de Seguridad Euroasiática, analista militar y político serbio, el general retirado Mitar Kovac.

Como explicó en su entrevista a NewsFront, esto se debe al hecho de que la crisis siria fue orquestada por Occidente para establecer el dominio en el Medio Oriente, así como el uso seguro de petróleo, gas y un potencial oleoducto para Europa.

«Esto simplemente fue transferido desde Inglaterra, ya que el caso de Skripal se agotó, y sin más mentiras plausibles necesitaron una nueva crisis».

«Si profundizas un poco en la historia, podrías recordar cómo se mencionaron los arsenales químicos de los insurgentes hace cinco meses, hace seis meses, incluso hace dos años. Aparentemente, los estrategas occidentales se quedaron sin crímenes masivos y argumentos dramáticos en la guerra civil de Yugoslavia».

«Estoy seguro de que el último ataque químico en Siria es simplemente una bandera falsa para provocar una respuesta positiva de los medios y evocar un sentido de compasión por parte del público, para justificar la intervención militar en una guerra que están perdiendo».

Cuando se le preguntó sobre el papel de la ONU en esta crisis, Kovac recordó casos similares en Yugoslavia

«Los «cascos azules»-las tropas de la ONU suministraron regularmente a los musulmanes bosnios armas y municiones a través de bloqueos serbios. Ahora vemos los «cascos blancos» sirios sentando las bases para una repetición. Si esto se llevó a cabo sin la participación de la ONU, entonces al menos fueron informados al respecto».

«Algo similar sería el peor escenario para Siria y Rusia», agrega.