La filtración de materiales de video sobre la puesta en escena del presunto «ataque químico» impidió a los Estados Unidos lanzar ataques con misiles contra Siria.

Estados Unidos se negó a atacar a Siria debido a la filtración de información en relación con el «ataque químico» en la ciudad siria de Douma, en las cercanías de Damasco.

Según las imágenes a continuación, se puede ver cómo se grabó el «filme» sobre los «ataques químicos» en Siria. Tales filmes han sido patrocinadas repetidamente por los Estados Unidos.

La esencia del filme es que después de su toma fuera utilizada como una «prueba» para todo el mundo de que el gobierno sirio presuntamente usó armas químicas contra civiles en Siria.

Según el periodista y analista búlgaro Maj Algafari, los residentes locales recibieron alimentos y artículos esenciales por su participación en el filme.

Algunas organizaciones no gubernamentales, como los «Cascos Blancos», afirman que se utilizaron armas químicas en Douma, Ghouta oriental, el 7 de abril. Según la declaración colocada en el sitio web de la organización el 8 de abril, se lanzaron bombas de cloro en la ciudad para matar a docenas y envenenar a otros civiles locales que tuvieron que ser llevados al hospital.

Varias organizaciones no gubernamentales, incluidos los desagradables «Cascos Blancos», alegan que el 7 de abril se produjo un ataque con armas químicas en la ciudad de Douma, en Ghouta oriental.

Anteriormente, varias agencias oficiales rusas advirtieron en repetidas ocasiones que se estaban realizando preparativos en diferentes partes de Siria para provocar y simular ataques químicos que serían atribuidos a las fuerzas gubernamentales.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia criticó la declaración como una historia falsa, mientras que el Ministerio de Defensa de Rusia señaló que los «Cascos Blancos» no eran una fuente confiable de información, ya que eran conocidos por difundir noticias falsas. Los militares del centro de reconciliación ruso en Siria examinaron a Douma el 9 de abril, pero no encontraron rastros de armas químicas allí.

Fuente