Los ataques con misiles en Siria por parte de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña han logrado abrir una brecha entre los garantes del proceso de Astana: Rusia, Turquía e Irán, dijo el director científico del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Rusia, Vitaly Naumkin, que es también un experto del Club de Discusión Internacional de Valdai. Señaló que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan había apoyado el ataque.

«La coalición de tres miembros ha logrado parcialmente uno de sus objetivos al abrir una brecha entre Rusia, Turquía e Irán. Las autoridades turcas de forma predecible apoyaron los ataques contra objetivos en Siria», dijo el experto.

Según Naumkin, los garantes del proceso de Astana inicialmente tenían puntos de vista diferentes sobre las formas de resolver la situación siria, pero Rusia pudo mantener al grupo unido. «Hay diferencias en las posiciones de los tres países sobre el problema de Siria y era imposible esconderse antes del ataque. Su cooperación continua como países garantes a pesar de esos desacuerdos se derivaba de los esfuerzos de Moscú, ya que manejaba hábilmente cuestiones peligrosas utilizando medios diplomáticos y el enorme potencial de las relaciones bilaterales», señaló el experto.

También dijo que el conflicto sirio estaba lejos de resolverse, pero que no había una solución militar para ello. «El problema no se ha cerrado aún, así como todo lo que lo rodea. Sin embargo, el uso unilateral de la fuerza militar no puede acercar el día en que se encuentre una solución», concluyó Naumkin.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;