El primer ministro checo, Andrej Babis, cambió su postura sobre los ataques aéreos contra Siria, llevados a cabo por los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, después de una conversación con el presidente de la República Checa, Milos Zeman, como se puede ver en las declaraciones que hizo mientras hablaba a los reporteros.

«Hubiera sido mejor si el ataque se hubiera realizado después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emitiera un mandato», dijo Babis.

El sábado, el primer ministro checo dijo que «el ataque al régimen sirio, que ha estado atacando a civiles con armas químicas, era inevitable».

Babis también criticó las declaraciones del sábado hechas por la ministra de Defensa checa Karla Slechtova y el ministro de Relaciones Exteriores Martin Stropincky, diciendo que habían sido apresurados para evaluar el ataque con misiles contra Siria después de los primeros informes de Medio Oriente.

«El problema era que nuestros dos ministros competían para ver quién era el primero en hacer una declaración, estaban hablando en conferencias de prensa. Me gustaría señalar que no reflejaba la posición de todo el gobierno», dijo Babis.

El primer ministro checo también pidió resolver el conflicto sirio a través de medios diplomáticos. En su opinión, para lograr este objetivo, Rusia, la Unión Europea, los Estados Unidos, Turquía e Israel deben cooperar, mientras que la UE debe intensificar sus actividades en lo que respecta al asunto de Siria.

Fuente