Según un comunicado emitido después de las conversaciones entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, ambos países acordaron reanudar un proceso político sobre Siria, incluida la discusión en las plataformas de Ginebra y Astana.

El último ataque aéreo de los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia contra Siria es un acto de agresión y una violación de la ley internacional, dijo Vladimir Putin durante las conversaciones con Angela Merkel.

«El presidente ruso destacó una vez más que las acciones de un grupo de países occidentales que cometieron un acto de agresión contra la República Árabe Siria violaron gravemente las normas del derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas, y causaron daños significativos al proceso de solución pacífica de la crisis siria «, dice el comunicado.

El servicio de prensa agregó que Putin y Merkel habían enfatizado la importancia de realizar una investigación exhaustiva e imparcial por parte de la misión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW) en Siria.

«Ambas partes expresaron su disposición a facilitar la reanudación de los esfuerzos políticos y diplomáticos sobre el expediente sirio, incluido el formato de Ginebra y Astana, y continuar los contactos bilaterales sobre este asunto», se lee en el comunicado de prensa.

Tras las conversaciones, el canciller ruso, Sergei Lavrov, dijo que Rusia continuará luchando por la integridad territorial y la soberanía de Siria.

El sábado pasado, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido lanzaron ataques contra varios objetivos en Siria en respuesta a un presunto ataque químico en el suburbio de Douma en Damasco.

Fuente