Rusia demostró al Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW) cómo los Cascos Blancos organizaron la última provocación en Douma, dijo el representante permanente de Rusia ante esa organización, Alexander Shulgin, después de la sesión del Consejo.

«Entregamos los materiales correspondientes que demuestran que lo sucedido en Douma el 7 de abril fue bien orquestado. Un representante del Ministerio de Defensa de Rusia hizo una declaración muy importante. Se dieron los hechos para mostrar cómo los Cascos Blancos, esta organización seudo-humanitaria no gubernamental, trabajen con el dinero que reciben de los patrocinadores occidentales, en primer lugar, de los Estados Unidos y Gran Bretaña, para organizar diversos tipos de provocaciones», dijo.

Algunas organizaciones no gubernamentales, incluido los «Cascos Blancos», afirman que se utilizaron armas químicas en Douma, Ghouta oriental, el 7 de abril. Según la declaración cargada en el sitio web de la organización el 8 de abril, se lanzaron bombas de cloro sobre la ciudad para matar a docenas y envenenar a otros civiles locales que tuvieron que ser llevados al hospital.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso descartó eso como noticias falsas. El Ministerio de Defensa ruso declaró que los «Cascos Blancos» era una fuente poco confiable, notoria por difundir falsedades. El centro ruso para la reconciliación de las partes en conflicto el 9 de abril examinó a Douma para no encontrar rastros de armas químicas.

Fuente