Desde el miércoles, los manifestantes se han estado uniendo contra las reformas de la seguridad social en todo el país y chocando con la policía, informó el viernes el portal de noticias Infobae.

Al menos 10 personas murieron y otras 88 resultaron heridas en tres días de protestas contra el gobierno en Nicaragua, según informes de prensa.

A medida que los disturbios se volvieron violentos, la policía comenzó a utilizar gas lacrimógeno y balas de goma contra los manifestantes.

Es la ola más mortífera de protestas en Nicaragua desde 2007 cuando el actual presidente Daniel Ortega llegó a la presidencia. Las reformas, que entraron en vigencia a principios de esta semana, aumentarán las contribuciones a los fondos de pensiones pagados tanto por los empleados como por los empleadores. La decisión del gobierno llevó a los pensionistas a tomar las calles de Managua, la capital del país, y más tarde los trabajadores y estudiantes también se unieron a las manifestaciones.

Fuente