Docenas de tanques del Ejército, vehículos blindados y tropas llegaron a la línea del frente en el sur de Damasco, donde las fuerzas gubernamentales están luchando contra el Estado Islámico por su último enclave.

Los nuevos refuerzos, que pertenecen a la élite de la Guardia Republicana y las Fuerzas de Defensa Nacional de la SAA, abrirán un nuevo frente contra el grupo terrorista en el distrito de al-Tadamun.

La artillería pesada y el bombardeo de cohetes, además del bombardeo aéreo, pueden escucharse en toda la capital siria a medida que se intensifican los enfrentamientos contra los terroristas yihadistas de ISIS que todavía controlan un pequeño bolsillo al sur de Damasco.

4

Fuente