El Ejército Árabe Sirio desarrolla una ofensiva anti-terrorista en el sur de Damasco con el fin de acabar con el accionar de las bandas extremistas en todo el perímetro de la capital del país.