Ciudadanos nicaragüenses reclaman el retorno de la paz tras cinco días de hechos violentos provocados por opositores al gobierno. El presidente Daniel Ortega derogó la reforma al Instituto Nicaragüense de la Seguridad Social, que fue el detonante de las protestas, y llamó a todos los sectores a dialogar por la paz.