El llamado escudo de misiles le da a los Estados Unidos un sentimiento equivocado de impunidad y lo empuja a pasos peligrosos, dijo el martes el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia al comentar sobre el Informe de Cumplimiento 2017 del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

«El riesgo es que la disponibilidad de un escudo antimisiles pueda dar lugar a un vil sentimiento de invencibilidad e impunidad y, por lo tanto, atraer a Washington hacia nuevos y peligrosos pasos unilaterales para alcanzar sus objetivos a nivel mundial y regional evitando al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y en detrimento del sentido común, como ya se ha hecho dos veces con respecto a Siria haciendo efectivo los ataques con misiles sobre este estado soberano bajo pretextos exagerados», dijo el ministerio.

El ministerio agregó que la «creación irresponsable del sistema de escudo antimisiles estadounidense tiene una influencia muy negativa en el sistema de seguridad internacional y complica seriamente las relaciones no solo en el área euroatlántica, sino también en las regiones de Asia y el Pacífico».

También «se convirtió en una de las barreras más serias en el camino hacia un mayor desarme nuclear paso a paso y crea condiciones previas peligrosas para la reanudación de la carrera armamentista».

Moscú ha tratado reiteradamente de llamar la atención de los Estados Unidos sobre el problema, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

«Sin embargo, a pesar del reconocimiento formal de un vínculo directo entre armas estratégicas ofensivas y defensivas (incluido en el texto del nuevo tratado START 2010), Estados Unidos aún no ha demostrado estar dispuesto a cooperar y tomar en cuenta las preocupaciones de Rusia», dijo el ministerio.

«Uno debe darse cuenta de que los elementos de defensa de misiles, desplegados en todo el mundo, son parte de un peligroso proyecto global para garantizar la ventaja militar total de Estados Unidos en detrimento de los intereses de seguridad de otras naciones», dice el comunicado. «La acumulación activa de los sistemas de escudo antimisiles de EE.UU. cambia por completo el equilibrio estratégico de fuerzas en armas ofensivas, y en principio crea riesgos cada vez más graves de inestabilidad global».

Fuente