Si la canciller de Alemania, Angela Merkel, o el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, deciden algún día visitar Rusia, serán arrestados y todas sus cuentas en el territorio checheno serán congeladas, ha afirmado el líder de la República rusa de Chechenia, Ramzan Kadyrov.

El líder checheno ha realizado estas declaraciones durante una entrevista concedida al canal de televisión ruso Rossiya 24, donde se le ha preguntado sobre la posibilidad de que Washington incluya su nombre en la lista adicional de sanciones contra Rusia.

Según ha publicado ayer martes la agencia rusa de noticias Russia Today (RT), Kadyrov ha respondido que su nombre “debe estar allí (en la lista)” y se ha burlado de los líderes occidentales, destacando que “hemos introducido sanciones contra Trump, Merkel y todo, hace mucho tiempo”.

“Si (Trump y Merkel) vienen a nuestra República (de Chechenia), los arrestaremos de inmediato y los enviaremos a prisión”, ha subrayado Kadyrov.

El pasado 18 de abril, Trump aseguró que impondría sanciones y medidas coercitivas adicionales a Rusia si fuera necesario, a la vez que prometía que su Administración mantendrá una postura intransigente frente al país euroasiático.

Al respecto, Kadyrov ha asegurado que no le teme a las sanciones del Occidente, ya que no tiene activos en estos países para que sean confiscados.

En los últimos años —y en especial tras la intensificación de la crisis en el este de Ucrania—, han aumentado, de manera significativa, las tensiones entre EEUU, junto con sus aliados, y Rusia, de modo que en varias ocasiones las partes se han amenazado mutuamente con medidas bélicas mientras paralelamente entraban en vigor sanciones antirrusas.

La presidenta de la Cámara Alta del Parlamento de Rusia, Valentina Matvienko, denunció el pasado miércoles el “mecanismo destructivo” de las sanciones de los países occidentales contra Moscú, amenazando con una respuesta “puntual y dolorosa” por parte del país euroasiático.