Ayer martes, el presidente y candidato a reelección para jefe de estado de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso, que de ser reelecto, hará una «renovación dentro de la Revolución para atacar directamente la burocracia y la corrupción».

“Haré todos los cambios que Venezuela quiera y renovar la Revolución de raíz, una Revolución dentro de la Revolución, luchar contra los minimalistas, burócratas y corruptos. Pido la confianza y 10 millones de voluntades el domingo 20 de mayo”, dijo Maduro durante una concentración, en respaldo a su candidatura, en Carabobo.

El candidato a la reelección reconoció que todavía quedan muchas tareas por hacer para consolidar la tranquilidad del país, la protección del pueblo con el carnet de la Patria y la estabilidad económica, por lo que invitó a los venezolanos a votar en los próximos comicios por las tres P: paz, protección social y prosperidad económica “para vencer y quitarnos de encima el lastre de la guerra económica” y hacer de Venezuela una potencia.

Asimismo, manifestó que recorrerá todo el territorio nacional “llevando la nueva esperanza, renovando los sueños y comprometiéndome con ustedes, el Plan de la Patria para el período 2019-2025”, y el legado del comandante Hugo Chávez.

Maduro exhortó al pueblo a salir a sufragar el próximo 20 de mayo en apoyo a la Constitución Bolivariana y la democracia, porque están en juego los derechos sociales, económicos y políticos, la paz y la independencia de la Patria de Bolívar, al tiempo que subrayó que ningún gobierno extranjero tiene la potestad de escoger al presidente de Venezuela, ya que solo el pueblo venezolano puede hacerlo.