El presidente de la República, Nicolás Maduro, ratificó este martes el llamado a diálogo a su homólogo de Panamá, Juan Carlos Varela, a fin de dirimir el conflicto diplomático que surgió entre ambas naciones a raíz de las maniobras ilegales contra el sistema financiero promovidas desde el territorio panameño.

“Si el presidente (Juan Carlos) Varela quiere solucionar este asunto, que me llame y lo solucionamos; tengo cuatro días esperando su llamada. Él sabe que puede hablar conmigo, espero su llamada, yo le responderé”, dijo, durante un encuentro con medios de comunicación nacionales e internacionales en Tucupita, capital del estado Delta Amacuro.

El Jefe de Estado aclaró que Venezuela no sancionó a Panamá, dado que actuó en reciprocidad ante “unas medidas ilegales y de agresión contra nuestro país”.

“Todo el que agreda a nuestro país, yo le responderé con reciprocidad y justicia”, agregó, en transmisión de Venezolana de Televisión.

El 20 de abril, el mandatario nacional indicó estar listo para superar las diferencias y fortalecer los lazos de hermandad, basados en el respeto a la soberanía, con el Gobierno de Panamá.

El 5 de abril, el Gobierno de Venezuela suspendió -por un lapso de 90 días-relaciones económicas con 46 empresas y 22 personas naturales de Panamá, con la intención de proteger el sistema financiero de la nación.

La medida se tomó en respuesta a una serie de sanciones coercitivas, anunciadas el 30 de marzo pasado, contra funcionarios venezolanos, entre los que destacan el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel José Moreno; el fiscal general, Tarek Willian Saab, y la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena. Las autoridades fueron tildadas de “alto riesgo” por el gobierno panameño.