El gobierno ruso desmintió en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanhai-(OCS), el supuesto ataque químico en la localidad de Douma, y que fue tomado pro Estados Unidos como argumento para atacar Siria.