El falseo de datos del sistema utilizado es el principal argumento con el cual este miércoles la oposición persiste en su denuncia sobre un fraude en las elecciones generales paraguayas.

La Gran Alianza Nacional Renovada (Ganar) y su candidato presidencial, Efraín Alegre, expresaron sus dudas en la confiabilidad del conteo rápido de votos del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) en la jornada del domingo.

El organismo usó el sistema llamado transmisión de resultados electorales preliminares (TREP) y sobre esa base el titular del TSJE, Jaime Bestard, dio como vencedor al aspirante colorado, Mario Abdo Benítez, en la pugna por la presidencia de la República.

Sobre todo Alegre se negó inmediatamente a aceptar su derrota y dijo que esperaría por el escrutinio total, pero después desde Ganar se alzaron voces para exigir que el Tribunal suspendiera el juzgamiento de las boletas, a lo cual se negó la autoridad electoral.

Tras el anuncio de resultados para la presidencia el propio domingo y posteriormente las gobernaciones y el Senado, el TSJE continuó el conteo para los demás cargos puestos en juego, los de diputados, integrantes del Parlamento del Mercosur y de las juntas departamentales.

La oposición demandó detenerlo pues asegura haber detectado muchas irregularidades al comparar las cifras del TREP con las de actas en los locales de votación.

También cuestionó que Bestard haya proclamado al presidente electo a partir de datos de un sistema diseñado para los preliminares.

A la sede del Tribunal concurrieron Alegre y dirigentes de la organización que él lidera, el Partido Liberal Radical Auténtico, así como de Ganar en general, sobre todo del Frente Guasú, encabezados por su senador Fernando Lugo quien preside el Congreso Nacional.

Allí presentaron la denuncia sobre un posible fraude con el argumento de la falta de coincidencia entre las cifras del TREP y las de varias de las actas levantadas por quienes participaron en los colegios electorales y sus mesas receptoras, principalmente en el interior del país.

Ellos alegan que en algunos lugares les arrebataron votos que los electores le habían otorgado a la coalición opositora.

Afirman que esa diferencia hace desconfiar de la honestidad del TREP, el cual dio como triunfador a Abdo con apenas una ventaja del 3,7 por ciento sobre Alegre.

Este se refirió a la gravedad de la situación cuando el titular del TSJE proclamó al ganador basado en el sistema, lo cual, aseveró, no ha ocurrido en ningún país del mundo.

Además, agregó, Bestard debió consultar al asesor del organismo Luis Salas, porque éste confirmó antes que el TREP no daba un resultado oficial sino preliminar.

Lugo y demás referentes de Ganar aclararon que el pedido al Tribunal es realizar el juzgamiento de los votos con mayor delicadeza y no rápidamente como se está haciendo.

Desde anoche permanecen frente a la sede del TSJE decenas de manifestantes en respaldo a las acusaciones de la alianza.