Como se informó anteriormente, los Estados Unidos compraron vehículos blindados de la era soviética en Kazajstán y otros países de la CEI y Europa del Este, que posteriormente fueron entregados a grupos terroristas en el Medio Oriente.

A principios de mes, se conoció la transferencia de tanques T-72 y T-55, así como vehículos blindados: IFV-1 e IFV-2 a Afganistán, para formar la «columna vertebral» principal de los terroristas del ISIS.

Desde septiembre del 2017 hasta marzo del 2018, este equipo también se entregó a Siria. Habiendo entregado sus posiciones a las fuerzas gubernamentales, el grupo Jaysh al-Islam entregó más de 30 vehículos blindados al ejército sirio.

Respondiendo a la pregunta sobre la fuente de suministro, los insurgentes del grupo dijeron que todo esto fue entregado por los representantes del ejército de los EE.UU. para enfrentar al gobierno y al ejército sirio.