Con las protestas de la Gran Marcha del Retorno entrando en su quinta semana consecutiva, las tensiones cerca de la frontera de Gaza continúan aumentando ya que al menos otros tres manifestantes palestinos han muerto en enfrentamientos con las tropas israelíes.

El embajador de Palestina ante la ONU, Riyad Mansour, arremetió contra los continuos asesinatos de manifestantes palestinos durante las protestas en Gaza e instó al Consejo de Seguridad de la ONU a «tomar medidas inmediatas para garantizar los derechos de los palestinos», según la agencia noticiosa iraní Press TV.

«No dejaremos una piedra sin mover. Tenemos derecho a manifestar pacíficamente, expresar nuestras opiniones y la gran multitud de esta semana en Gaza -más grande que la semana pasada- es una demostración de que el pueblo palestino de una manera civilizada y pacífica, están expresando su opinión en la Franja de Gaza y no merecen recibir balas por hacerlo «, recalcó Mansour.

Culpó a las fuerzas israelíes por «hacer frente a civiles indefensos y matarlos como uno iría a cazar en los campos abiertos».

La declaración se produjo cuando funcionarios de Gaza dijeron que tres palestinos murieron y más de 300 resultaron heridos en las protestas en curso en el área.

Anteriormente, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Hussein, expresó su preocupación por el creciente número de víctimas y el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas israelíes durante las protestas masivas de palestinos en la frontera de Gaza con Israel.

Hussein también expresó su alarma por los informes de «lesiones inusualmente graves» e Israel rechazando los permisos para irse a aquellos que buscan tratamiento fuera de Gaza.

Sus comentarios se produjeron cuando las fuerzas israelíes utilizaron armas de fuego contra los manifestantes más agresivos, algo que Tel Aviv atribuyó a la necesidad de proteger la frontera del estado. Las autoridades israelíes han negado reiteradamente las acusaciones de uso excesivo de la fuerza durante las protestas, ignorando los pedidos de una investigación internacional sobre el asunto.

Durante cinco semanas consecutivas, los palestinos han estado organizando protestas fronterizas en una manifestación llamada la Gran Marcha del Retorno contra su desplazamiento y el asedio de la Franja de Gaza.

Se espera que las protestas culminen en el día de Nakba, el 15 de mayo, el aniversario de la llamada «catástrofe» cuando millones de palestinos tuvieron que huir de sus hogares después de la creación del estado de Israel.

Al menos 42 palestinos fueron asesinados y otros 5.500 resultaron heridos durante las últimas semanas de protestas, según cifras de la ONU.

La Organización para la Liberación de Palestina busca el establecimiento de un estado en los territorios de Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental, que está controlada en parte por Israel y la Franja de Gaza.

Tel Aviv se niega a reconocer a Palestina como una entidad política y diplomática independiente, y continúa construyendo asentamientos en áreas ocupadas, a pesar de las objeciones de las Naciones Unidas.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ; ;