Según el último documento desclasificado de la OTAN titulado «PROGRAMA NACIONAL ANUAL PARA UCRANIA PARA 2018», las prioridades para el desarrollo de la cooperación Ucrania-OTAN en 2018 apuntan a «mejorar la capacidad de defensa de Ucrania para contrarrestar la agresión rusa»

Estas políticas se implementarán mediante la reforma del ejército ucraniano a los estándares de la OTAN, implementando nuevas políticas con respecto a campañas de información destinadas a «contrarrestar la propaganda rusa» y, sorprendentemente, proporcionando armas letales a Ucrania, como sistemas antitanque, defensas antiaéreas y Hardware «ciberseguridad»

El documento afirma que una de las principales actividades en cooperación es el estudio de la «guerra híbrida rusa» y el desarrollo de recomendaciones para contrarrestarla.

«Las actividades dentro de Ucrania — Plataforma de la OTAN para contrarrestar la Guerra Híbrida tienen el objetivo de estudiar conjuntamente la experiencia en términos de guerra híbrida y la formulación de recomendaciones para el análisis y la lucha contra las amenazas híbridas»

El documento también describe el número de políticas internas destinadas a «posibilitar el cambio social» en cosas como elecciones justas, fuerza de policía en activo y otras sugerencias poco halagüeñas.

El documento acusa a Rusia varias veces de «crear una crisis regional» y «ocupar ilegalmente territorio ucraniano» aludiendo al referéndum de la península de Crimea y la Guerra Civil en Ucrania.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;