El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha afirmado este domingo que el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, es ‘el hombre del momento’ y se ha convertido en su ‘ídolo’ debido a las medidas que ha adoptado últimamente a favor de la paz en la península coreana.

“En realidad ahora (Kim) se ha convertido en mi ídolo. Siempre ha sido considerado como el chico malo. Y con una sola jugada maestra ha conseguido convertirse en el héroe de todo el mundo”, ha sostenido el presidente filipino en una rueda de prensa celebrada en la ciudad sureña de Davao tras volver de Singapur, donde ha asistido a la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés).

Kim promete cerrar las instalaciones en que se realizaron las pruebas nucleares, y dice que Pyongyang no necesita poseer ojivas nucleares si Estados Unidos formalmente pone fin a la guerra, según ha informado este mismo domingo la Presidencia de Corea del Sur.

Además, Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, se reunieron el viernes en la zona desmilitarizada entre ambos países, donde anunciaron el logro de un consenso para iniciar los diálogos orientados a la desnuclearización de la península coreana.

Al respecto, Duterte ha declarado que si algún día consigue mantener un encuentro con Kim, le gustaría felicitarlo. “Me tiene impresionado (…) Creo que para mí, sin duda alguna, el hombre del momento es Kim Jong-un. Es inteligente. Espero que me considere un amigo”, ha agregado.

El mandatario filipino se expresó en agosto de 2017, en duros términos del líder de Corea del Norte llamándole “hijo de p***”. En aquel entonces, Duterte dijo que Kim estaba jugando con fuego, en alusión a sus pruebas nucleares y de misiles, y abogó por frenar una posible “guerra nuclear”. Por el interesante manejo que ha tenido sobre el tema nuclear, el líder filipino le reconoce la habilidad política y hoy declara que es su “idolo”.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, también tiene previsto mantener una reunión “histórica” con Kim de aquí a junio. Estas cumbres forman parte de un cambio y ligera disminución de la tensión en la zona que empezó con la participación de Pyongyang en los Juegos Olímpicos de Invierno de Corea del Sur, el pasado febrero, y ha continuado con anuncios como el del pasado 20 de abril de la suspensión de las pruebas nucleares y de misiles balísticos de Corea del Norte.