En la noche del martes 8 de mayo, en Praga (República Checa), desconocidos vándalos rociaron con pintura el monumento al mariscal de la Unión Soviética, Ivan Konev. Esto es informado por Radio Liberty.

Una inscripción en idioma checo dice «Uno que nunca disparó».

El mariscal Konev es considerado el jefe de la liberación de Praga en 1945.

Fuente