Venezuela ha repudiado este lunes las declaraciones del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en las que tacha de farsa el proceso electoral en el país suramericano, y ha advertido de que tales alegaciones violan los estatutos de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El viceministro venezolano de Relaciones Exteriores para América del Norte, Samuel Moncada, además de tachar de infundadas las acusaciones de Pence en contra del Gobierno de Caracas, ha señalado que provienen de una persona que representa a la Administración más racista e intolerante de las últimas décadas de Estados Unidos.

En declaraciones durante una reunión extraordinaria de la OEA que ha tenido lugar este mismo lunes en Washington, la capital de Estados Unidos, Pence ha tachado de “fraude” y “estafa” las próximas elecciones presidenciales de Venezuela, mientras ha exigido a los Estados miembros del ente hemisférico suspender la membresía de Venezuela.

Moncada, también embajador de Venezuela ante la OEA, ha explicado que no asistió a la sesión de este organismo porque, a su juicio, tal encuentro representaba una “vergüenza” para América Latina.

“El Viceministro Moncada acusa a Mike Pence de cometer un crimen internacional, violando la carta de la OEA y la carta de Naciones Unidas tras sus declaraciones en la Sesión Protocolar del Consejo Permanente de la OEA”, se lee en un tuit publicado por la Cancillería de Venezuela.

Moncada también ha enfatizado que a pesar de los muchos intentos de Estados Unidos y sus aliados, Venezuela celebrará sus previstas elecciones “libres y soberanas” y ha llamado a los venezolanos a defender su patria frente a las arremetidas de los enemigos.

El 20 de mayo, más de 20 millones de venezolanos están llamados a las urnas para elegir al nuevo presidente —de los que unos 18 millones pueden elegir por los integrantes de los consejos legislativos— en al menos 14.000 centros donde se han instalado más de 34.000 mesas electorales en todo el país.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) venezolana anunció a finales de febrero que no participará en dichas elecciones. En este proceso electoral, Maduro y el opositor Henri Falcón son los principales candidatos si bien, conforme a los últimos sondeos, el actual dignatario parte como favorito.

El Gobierno de Maduro desbarata las dudas sobre las próximas elecciones presidenciales y asegura que existen las garantías necesarias para que se lleven a cabo dichos comicios mientras que también ha solicitado la presencia de observadores internacionales para que den fe de la transparencia del proceso.

Fuente