El secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo, que llegó a Pyongyang el martes, tiene la excepción de finalizar la liberación de tres ciudadanos estadounidenses que están cautivos en un campo de trabajo norcoreano, informó Yonhap el miércoles citando a un funcionario de la oficina presidencial surcoreana. Pompeo está en su segundo viaje a Corea del Norte, que se centra principalmente en resolver los detalles y la agenda de la muy esperada reunión entre Kim Jong-un y Donald Trump a finales de este mes. «Esperamos que [Pompeo] traiga la fecha, la hora y los cautivos», dijo el funcionario. Se espera que el misionero coreano-americano Kim Dong-chul y los académicos coreano-americanos Kim Sang-duk y Kim Hak-song sean entregados a los Estados Unidos.

Fuente