Los últimos terroristas y sus familiares en las ciudades de Babila, Yalda y Beit Sahm, al sur de Damasco, fueron evacuados ayer a las provincias del norte de Alepo e Idlib.

Como resultado de esta última evacuación, las ciudades antes mencionadas en el sur de Damasco han sido declaradas libres de milicianos por primera vez desde 2012.

A pesar de la ausencia de terroristas, el ejército árabe sirio solo ha entrado en la ciudad de Yalda, que se encuentra cerca de las líneas frontales de los terroristas del Estado Islámico (ISIS) en Hajar Al-Aswad y Yarmouk Camp.

No se ha establecido una fecha u hora para que los militares sirios entren en Beit Sahm y Babila; sin embargo, es poco probable que el ejército vaya a ingresar a esas ciudades, ya que enviarán fuerzas de defensa locales a la policía en la zona.

Fuente